Versos de Trinidad Muñoz

Para todos vosotros de vuestra querida Trini

El día que yo me muera
las campanas doblarán
y algunos en esta villa preguntarán:
“¿quién se ha muerto?”
“¿quién se ha muerto?”
Y otros contestarán:
“Pues ha sido nuestra Trini,
la poetisa popular.”

¡Qué felices hemos sido!
al oírla recitar!,
con ese gran sentimiento
y esa amabilidad.

Era cristiana y humana
y con mucha simpatía
por donde quiera que iba,
proclamaba su gran Fé
con muchísima alegría.

¡Cuánto nos hizo reir!
también nos hizo llorar,
¡qué pena tenemos todos!
no poderla ya escuchar!
pero Dios la ha reclamado,
y se tiene que marchar.

¡Qué feliz he sido yo!
Gracias a Dios por Trini en su Funeral. 1 de Diciembre de 2017

Querida Trini:
Es el momento oportuno
De darle gracias a Dios.
Por las vivencias vividas
Por las penas y alegrías.
Y por tantas poesías
Dedicadas a los curas
Al médico, a las vecinas,
A los niños, los mayores
Y Banda Municipal.
A las madres, reflejadas
En el espejo más grande
De nuestra Madre del Cielo,
La Virgen Santa María.

Has recitado a tu tierra,
Ávila de tus amores.
Y la que es tuya y mía:
¡ Querido Torrelodones!
Y hasta a la Guardia Civil
Con la Virgen del Pilar,
Que nos cuidan, nos amparan
Y nos dan seguridad.
Al llegar el Viernes Santo
Se celebra el Santo Entierro
Y allí estabas recitando,
Al producirse el encuentro
De la Madre con el Hijo.
No puedo pasar por alto

Una virtud que has tenido:
La memoria prodigiosa
Que el Señor te ha concedido.
El disco duro moderno
De un potente ordenador
Creo sin lugar a dudas
Que no podría igualarte
Ni memorizar mejor.

Podemos estar seguros
Que al haber llegado al cielo
Al presentarte a San Pedro,
Le habrás dicho una poesía
Organizando un revuelo.

Y como has dejado escrito
En tu último poema:
Al tiempo de despedirte
Nos quieres dar un consejo:
Que estemos todos unidos,

No dejemos de rezar
Para que en este mundo
Haya AMOR y PAZ.
Y si lo hacemos con FE
Dios nos acompañará.

Y desde aquí te pedimos:
Que intercedas por nosotros,
Por España y su unidad.
Y ya puestos a pedir.
Queremos, como querías,
Que los ingleses ya,
Nos devuelvan Gibraltar.

Cuando cumpliste los cien
Te deseaba cien más.
Lo cual sería un milagro
Digno de canonizar.
No se ha podido cumplir.
Dios te ha dado algo mejor:
El gozar de su Presencia
Y vivir la eternidad.

Y ya para terminar
Me quisiera despedir
Como solías hacer
A la hora de recitar:

¡Viva Trinidad Muñoz!
¡Que vivas la eternidad!
¡Que Viva Torrelodones!
¡Y que Viva España entera!
¡Y todos los españoles!
O sea todos nosotros.

Pablo Urosa

En esta bella localidad!:
un paisaje maravilloso
y la gente fenomenal.

Todos a mí me adoraban,
los humildes, clase media,
la alta sociedad,
las grandes autoridades,
los mayores, los jóvenes,
y nuestros queridos niños,
todos a mí me trataban
con muchísimo cariño.

Con mucha fé pido a Dios
para mi Torrelodones,
que a todos sus habitantes,
les colme de bendiciones.

A todas esas personas
que tanto me han protegido,
¡Protégelas Jesús mío
como tú has hecho conmigo!.

Los que mucho me querían
una oración rezarán
y los que no me quisieran
los tengo que perdonar.

A mis queridos sobrinos,
familiares y demás,
les deseo de corazón,
que tengan felicidad.

Al tiempo de despedirme
un consejo os quiero dar:
que estéis todos muy unidos
y no dejéis de rezar, para que en este mundo
haya AMOR y PAZ.
Si lo hacéis con mucha FE,
Dios siempre os acompañará.

Con amor y gran cariño,
esta humilde poetisa,
llamada Trini Muñoz
camino del cielo se va,
que arriba la espera Dios
y la Virgen del Carmen
que tanto la protegió.

Descanse en paz.
23 de noviembre de 2017